La web de la Parroquia del Tránsito /Madrid


Muerte violenta de un presbítero Redemptoris Mater
noviembre 6, 2006, 8:04 am
Filed under: Evangelizacion en el mundo, In Memoriam, Noticias

presbitero-asesinado.jpg
En la madrugada del 1 de noviembre, el sacerdote misionero de la Diócesis del Callao, Pascal Koné Naougnon, de 51 años, falleció victima de un asalto en Costa de Marfil – África, lugar donde fue enviado de misión desde el año 2003.

El Padre Pascal cursó sus estudios eclesiásticos en el Seminario Diocesano Misionero “Redemptoris Mater y Juan Pablo II”, del Callao.

Fueron cerca de nueve años de formación en esa casa de estudios, 2 años de itinerancia y 27 años integrando una comunidad del Camino Neocatecumenal.

Fue ordenado sacerdote por el Obispo del Callao, Monseñor Miguel Irizar, el 29 de junio de 1999. Desde entonces se dedicó fielmente al anuncio del Evangelio.

En el 2001, con la visión misionera que siempre ha caracterizado a nuestra Iglesia del Callao, el Padre Pascal fue destinado a Costa de Marfil a pedido del Obispo de Divo, solicitud que generosamente nuestro Obispo del Callao concedió. A pesar de su lejanía de nuestra Diócesis, el Padre Pascal permaneció incardinado en esta jurisdicción eclesiástica.

Desde nuestra Diócesis, representado por nuestro Obispo y junto al clero, fieles y en especial el equipo deformadores y seminaristas del Seminario Diocesano Misionero “Redemptoris Mater y Juan Pablo II”, elevamos una oración para que el Señor acoja a nuestro hermano Pascal en su reino santo.

Biografía

Nació en Bouake (Costa de Marfil), el 29 de abril de 1955, en el seno de una familia animista, a los 12 años de edad quiso recibir por su propia voluntad el bautismo en la Iglesia católica, donde le impusieron el nombre de Pascal.

Huérfano de padre a temprana edad, llevó una vida sencilla, acorde a la realidad precaria de su familia campesina. Ya adolescente ejerció varios oficios humildes, con los cuales ayudaba el sustento familiar. A los 25 años de edad entró a formar parte del Camino Neocatecumenal en una ciudad cercana a su pueblo natal. A lo largo del Camino fue descubriendo la llamada de Dios a la vida presbiteral. En setiembre de 1990, tras participar a un encuentro internacional en Italia, fue enviado como seminarista al Perú, junto con otro joven con nacional, Pierre Mambo, para comenzar la formación sacerdotal en el Seminario Redemptoris Mater y Juan Pablo II del Callao.

Durante toda su formación en el seminario mostró siempre una gran afabilidad, acompañada de humildad, sencillez y espíritu de servicio, virtudes que lo acompañaron también en su ministerio sacerdotal.

En 1999 fue ordenado presbítero por manos de Mons. Miguel Irizar Campos, Obispo del Callao. Siendo presbítero participó en la misión en diferentes lugares del Perú, entre los cuales Yurimaguas, Arequipa y Lima, donde destacó por su entrega generosa y espíritu servicial.

En el año 2003, a petición del Obispo de Divo (Costa de Marfil), fue enviado por Mons. Irizar a servir la Iglesia africana.

Con docilidad y sumisión aceptó volver a su país, a pesar de la situación conflictiva que se vivía a causa de la división de su nación, donde el sur era habitado por los cristianos, en gobierno legítimo y el norte en mano de los rebeldes musulmanes.

Así Pascal y Pierre, que en el lejano 1990 llegaban al Callao, volvían juntos ahora como presbíteros. Teniendo la posibilidad de volver al Perú ambos decidieron quedarse en la misión en su país, a pesar de la violencia y de las dificultades sufridas.

En Costa de Marfil fue enviado primero como misionero itinerante y luego como párroco en la Parroquia “Sagrada Familia” de Divo, encargo que cumplió con toda dedicación y entrega hasta el día de su muerte, acaecida el 31 de octubre, víspera de la solemnidad de “Todos los Santos”, víctima de un asalto armado perpetrado en la casa de unos feligreses, en donde, al parecer, Pascal ofreció su cuerpo como escudo para proteger la vida de uno de los familiares de la casa que lo acogió. Así fue su muerte, de la misma manera como fue su vida, una entrega total al servicio de Cristo y de su Iglesia.

About these ads

3 comentarios so far
Deja un comentario

Rezamos junto con Noemí por Pascal,a quien tuvimos oportunidad de conocer, para que Dios lo tenga en su reino e interceda desde allí por la misión en Paraguay.

Comentario por Sebastián Panizo

lo tenemos presente en nuestro hogar, rezamos por su eterno descanso y encomiendo su intercesion por nuestra familia

Comentario por Carlos

El cielo esta de fiesta con tu llegada sacerdote fiel humilde y bueno dejaste tu vida por que el señor considero que el cielo era tu casa reza por nosotrros

Comentario por Jose Maria




Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: